10 ene. 2012

Así era mi abuelo, o yo me lo acuerdo asi




Tarde o temprano llega el momento en que un artista retrata a un familiar. No creo que haya muchos que se salteasen esta instancia. Ya sea como ejercicio u homenaje al retratado. Esta pintura que les traigo en esta oportunidad, corresponde a la última categoría. Este es un retrato post mortem de mi abuelo materno. Es un regalo que le hice a mi abuela, que hacia poco menos de un año había enviudado y me pareció que, ya que en una época de mi infancia fui criado por ellos, era lo mínimo que podía hacer, en parte a modo de retribución. De más esta decir que le encanto y se emociono un montón y lo tiene colgado en el living de la casa.
En esta pintura me centre en la composición de la imagen y los elementos anecdóticos característicos del modelo, los cuales tenían que tener semejanza con el modelo real pero tratando de no caer en los estereotipos de retratos típicos. Por eso en ves de copiar directamente de una fotografía única, hice una composición de varias fotos, tomando elementos de todas, y el color es totalmente interpretación mía.
 Los rasgos de el rostro, con una mirada que le era característica, la postura del cuerpo, como se apoyaba, y las manos, exageradamente grandes, que enfatizan el carácter de trabajador que lo definió en vida. Estos rasgos lo hacen identificable para los que lo conocían y logran evocar un su recuerdo, o por lo menos lo intenta.
La paleta que utilice es la que vengo trabajando hace un tiempo. La saturación del color y el contraste son elementos con los que estoy jugando hace rato y seguramente siga tratando de encontrarle la vuelta, al menos por un tiempo.
No se si esta pintura es de lo mejor que he hecho, pero esta dotada de mas carácter personal que casi todo lo que esta publicado en este blog. No se si voy a tener muchas oportunidades en mi vida de hacer trabajos con este, así que aprovecho para darle la relevancia que tiene. Hasta la próxima.

Oleo sobre MDF.

No hay comentarios.: